miércoles, 28 de septiembre de 2011

GRAN PAPEL DEL CORUÑES JAVIER COBIAN EN LA COPA DEL MUNDO DISPUTADA EN SARNO

Ya avanzábamos que la empresa no era fácil, y así fue. Javier Cobian salio de Sarno con un sabor agridulce. Y pasadas 48 horas de la decepción y analizando la situación en frío la sensación sigue siendo la misma.
¿Se podía haber hecho alguna cosa más? Pues seguro que si, pero lo que esta claro es que el piloto gallego lucho hasta la extenuación para conseguir su objetivo que no era otro que colarse en la final, con los 34 mejores sobre la pista.


Después de todo tipo de vicisitudes mecánicas, deportivas y de autentica mala suerte, la gota que colmo el vaso fue cuando apenas cuatrocientos metros después de darse la salida a la final “b” quedaba fuera de carrera por un incidente múltiple en el que junto a Javier se quedaron un buen numero de pilotos. Allí terminaba todo después de cuatro días intensísimos de competición.

A pesar de todo ello la experiencia ha resultado muy positiva para su formación y el año próximo habrá que volver a intentarlo, una carrera así es durísima y curte de verdad. Con 102 rivales en donde la igualdad prima ante todo y en donde la muestra más palpable de ello es que tras la crono que se dividió en cuatro grupos los 69 primeros protagonistas de la combinada habían parado el crono en idéntico segundo. Lo peor fue que el 69 era Javier Cobian. El piloto español que quedo encuadro en la serie cuatro fue a la postre la que resulto mas rápida y en donde el pole fue el que gano la copa del mundo de 2011. Aquí se demuestra que hay que ser rapidísimo desde el primer momento, y Javier no lo fue del todo, por falta de un “punch” final en su propulsor Parilla. El equipo le puso buen material, pero quizás les falto un poco de entrega con el piloto que forma parte del programa de ayudas Racing For Spain de la RFEDA y el CSD.

Con el lastre importantísimo de la crono, las seis mangas de clasificación serian una autentica aventura en cada cita con el asfalto napolitano. En cada serie Javier lo intento y en unas ocasiones lo consiguió y en otras no, especialmente en la primera clasificatoria y en la penúltima, donde un golpe le hizo perder la cadena quedándose fuera de pista. En la primera había sido otro golpe y pese a que pudo continuar la factura que pago fue alta. En las cuatro restantes el papelón del piloto fue grande ya que se hizo con 11-17-15 y una esplendida 10ª plaza que de poco serviría en la última manga. Con 104 puntos en su casillero le sobraron los dos incidentes para al menos entrar en la posible lucha por la clasificación ya que la media de los restantes resultados era buena.

(Fuente: Prensa Javier Cobian)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada